Boyhood

Película: Boyhood.
Director: Richard Linklater.
Intérpretes: Ellar Coltrane, Lorelei Linklater, Patricia Arquette, Ethan Hawke.
Proyección: Renoir.
Afluencia: 84 personas.
Valoración: 7.


Contaba la oscura protagonista de "Rebeca" hablando del tiempo que pasaba con Maxim de Winter que debía haber frascos para guardar los recuerdos. Y esta película tomó nota pues es un recorrido de lo que dura la vida escolar, de seis a dieciocho años, de un niño, o más bien de una familia reconocible en estos tiempos, compuesta por chico y chica y sus padres, . Todo ello aderezado con las separaciones de los mayores, sus nuevas parejas, sus fracasos de todo tipo, el reiniciar la vida en diferentes lugares. Algo muy corriente en aquellos lugares. Y todo ello con los mismos actores a los que vemos crecer. Se grabaron escenas de cada año en poco tiempo, o mejor dicho, como reza el acertado subtítulo, momentos de una vida. Es una experiencia inédita pues lo más parecido se daba en las series desde "La casa de la pradera" hasta "Cuéntame". En el cine algo parecido es la serie de películas de Harry Potter. Además lo hizo un hombre que en esto del tiempo ya había hecho pruebas con sus películas conocidas las de "Antes de..." todo ello con un aire etereo casi irreal. Aquí la película se acerca a las tres horas, con lo que aparentemente traicionaría su esquema por una captura de tiempo. Por cierto en sus tres películas famosas también hay un intervalo entre ellas en que los actores también maduran. El resultado es una película que mantiene su aire etéreo con cierta ironía (dice la madre que a pesar de estudiar se siente tan confusa en la vida como su hijo) en que el montaje está logrado pues no se nota el cambio de un año a otro y además nos situa en la historia con menciones al 11-S, Bush, Obama y la evolución en la música, la moda o la tecnología. Todo ello huyendo de lo espectacular, de lo tremendo. Pero lo que por una parte puede ser encantador en una obra de poca duración se puede hacer tedioso en algunos momentos pues debería haber suprimido segmentos en los años pues no siempre ocurren cosas destacadas en ese fragmento de tiempo. Hay una escena al principio que es una cuestión de principio de lo que veremos, el chico viendo el cielo donde vemos nubes cambiantes pero es el mismo cielo. El paso de la adolescencia a la niñez es mucho más interesante pues los chicos ya toman sus decisiones y se profundiza mucho más con diálogos de gran calado. Otro fallo a destacar es algún secundario granítico, de un solo registro, como es el caso de las diferentes parejas maternas que parecen una fotocopia en actuaciones. Las interpretaciones resultan naturales y además los cuatro protagonistas ya trabajaron en otras ocasiones con Linklater. Aquí destacaría a la chica, que la interpreta muy bien la propia hija del director. Esta obra merece ser vista, más allá de la novedad, por tratar de agarrar el tiempo, con el riesgo de hacer real unas declaraciones de la actriz Claudette Colbert ("Sucedió una noche", "Parrish"...) cuando se lamentaban de no escribir sus memorias: las biografías son para los pájaros pues en mi caso qué podría contar. Ala gente le interesa saber lo desgraciada que fui pero ése no fue mi caso.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén Pacheco

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario