Ninguneando a Vigalondo

Yo hay cosas que no entiendo, este fin de semana dan los premios Goya, es decir, los de las "españolas", un cine que se considera ya en sí mismo "género" y del que - lo más polémico que están diciendo - es que han ninguneado a Ocho Apellidos Vascos. Perdonenme, a mi esa película no me gustó nada, me parece una parodia más propia de telefilme que de una ceremonia de premios, con gags tirando a inocuos y ... ¿Para qué seguir? Pero lo que si me resulta ya muy familiar es lo que la Academia hace con el pobre Vigalondo, que ya le tenemos cariño los cinéfilos frikis.  

Ningunear Open Windows es cuanto menos para preguntar a los académicos si están en su sano juicio. Parece que en España si una película se graba fuera, con actores extranjeros y con renombre (véase Frodo) son nominables 100%, aunque solo sea por dar visibilidad a una ceremonia que, seamos sinceros, nadie ve ni espera con entusiasmo.

Open Windows está nominada a mejores efectos especiales. Claramente el circo de tres pistas de Nacho no es suficiente para poder competir con guiones como , atención, La isla Mínima - tramposo donde los haya y con visos a ser un True Detective de provincias - o El Niño - que va de señores que cruzan el estrecho...

Y no vamos a olvidar que las actuaciones totalmente loables de todos los actores españoles este año superan a las de los americanos, que sólo la idea de nominar a Sasha Grey sería demasiado. Sólo caras conocidas, oiga, y si vienen de la tele mejor.

Pues señores, no es que me entusiasmara la cinta de Vigalondo pero tengo que reconocer que al menos arriesga, se la juega, tiene sus chascarrillos, sus autohomenajes, sus chistes fáciles y difíciles, sus vueltas de tuerca, sus ... bueno, una película que al menos debería ser de obligado visionado este año.

Y es que a Nacho Vigalondo le han entrado muchos virus en su sistema, muchos que no va a poder limpiar ni con los mejores antivirus del planeta, no en vano la peli la produce - atención que esto si es anecdótico - un antivirus.

Si ya desde Los Cronocrímenes lo tenía más fácil en los USA, con cada nueva película se ve más claro... Y eso que Extraterrestre (si hubiera tenido copias en cartel, se entiende) podía incluso gustar a un amplio espectro.

Así que ahora me encuentro de nuevo pensando... ¿Estamos de nuevo todos locos? Porque seamos sinceros, eso de que intenten traer a Amenabar y Almodovar continuamente y dejen al pobre hombre de Cabezón de la Sal a verlas venir suena a castigo mucho más que lo de Ocho Apellidos vascos, más que nada porque si lo merecía.

Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén Pacheco

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario