Toni Erdmann

20.4.17 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios

Película: Toni Erdmann.
Directora: Maren Ade.
Intérpretes: Peter Simonischek, Sandra Huller, Lucy Russell, Trystan Putter, Tomas Loibl.
Proyección: Golem.
Afluencia: 46 personas.
Valoración: 5.




-¿Eres feliz?.
-¿Eres humana?.


Esas preguntas se las hace un padre ya jubilado a su hija, una ejecutiva de una empresa alemana petrolífera residente en Bucarest, cuando la visita y ve el estilo de vida organizado para el trabajo pero no para la diversión. Nosotros en pantalla vemos sus válvulas de escape como la discoteca donde toma cocaína o una pareja insustancial. Pero ello no ayuda a sus numerosos problemas personales. En realidad es una premisa la de esta cinta nada novedosa pues encontramos casos parecidos como en "Ninotscha" de Lubitsch, compatriota de esta directora dada a conocer por los cinco premios félix del cine europeo, algo inusual y más en una comedia. También puede recordar incluso a Paco Martínez Soria en "La ciudad no es para mí" o hilando fino en un clásico como "La fiera de mi niña" en sentido inverso. La eterna lucha entre lo grave y lo divertido. Todo ello se cuenta en más de dos horas y media, demasiado larga y con escaso ritmo con tres momentos descacharrantes por ese hombre que decide adoptar la personalidad del título de la película con el fin de estar más cerca de su retoño. Hay una reflexión interesante de esas empresas instaladas en países abiertos al mundo pero alejadas de la realidad del día a día de las grandes ciudades aunque se cae en un cierto maniqueísmo presentando a los empresarios como gente sin escrúpulos y los pobres bienintencionados. La dirección es plana y poco relevante salvo cuando aparecen los momentos cómicos, escasos pero espectaculares y hasta originales en algún caso. En cuanto a los actores llama la atención el desconocido Peter Simonischek con sus disfraces a lo "Santo" pero aquí intentando robar a su hija de esa vida rutinaria pero me sorprende la actuación llena de matices y capaz de desmelenarse con gracia en algún momento de Sandra Huller conocida por "Requiem. El exorcismo de Micaela" con la que ganó el oso de oro en Berlín. Ahora que es posible ver cine alemán en clave estrenos tv en las sobremesas no nos es tan chocante el cine de esta nacionalidad pero su humor  no acaba de divertir salvo en ocasiones. Pero abre una ventana a reflexionar sobre la vida que llevamos y la educación dada a nuestra progenie.

0 Opiniones Constructivas: