Sitges 2017. Día 2

23.10.17 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios


JUPITER’S MOON

Creo que es la primera vez que acertamos al seleccionar la Mejor Película (premiada, se entiende) del festival en la selección. Y debo reconocer que aunque Jupiter's Moon si tiene algunas cosas curiosas no la valoraría como la mejor del festival ni de lejos.

Una vez más iniciar la andadura a las 8 de la mañana es doloroso pero a la vez divertido. Esa mezcla de sentimientos deseando que para luchar contra el sueño tengamos una película buena de verdad y entretenida siempre se nos queda en un ensueño. En realidad el ritmo de  la cinta húngara de Kornél Mundruczó no ayudó aunque si tenía pequeños retazos de brillantez estética.



Lo que comienza con una incursión de inmigrantes ilegales y un terrible tiroteo se convierte en una especie de película con tintes religiosos y misterios inexplicables cuando uno de los jóvenes comienza a flotar y un médico algo trapisondista ve en eso una oportunidad para hacer dinero fácil en una unión Europea donde todo el mundo quiere salir por patas en dirección al oeste. Es en este giro metafísico donde se pierde la humanidad y la gracia de su arranque y queda un poco encallada en una trifulca extraña.

No voy a desmerecer la aparente fotografía, alguna pincelada interesante pero algunos detalles como el doblaje de sus personajes al inglés sobre el metraje original, las ideas sobrepuestas para intentar llegar a buen término,... en general que la cosa no acaba de llegar a ningún sitio hace que unanimemente, al menos en nuestro pequeño jurado particular, ni siquiera se haya colado en el TOP 5 de la edición.

FELIZ DÍA DE TU MUERTE

Si en día anterior fireworks nos dejó en un bucle tipo Día de la Marmota lo que nos íbamos a encontrar en Feliz día de tu muerte es más de lo mismo pero con una sincera y divertida autoconsciencia que hacía que cualquier cosa fuera perdonable. Aunque el arranque repetitivo de este tipo de cintas sea complicado al inicio es la mar de perdonable.
 

Para ser honesta me reí, los personajes me cayeron simpáticos, las reacciones y los giros la mar de divertidos y la reflexión final acabó de dejarme con la sonrisa en los labios. La protagonista se ve atrapada en el día de su cumpleaños donde además será brutalmente asesinada. Eso si, cada nuevo día revive para intentar averiguar quién es el sádico que intenta acabar con su existencia. Una vida llena de fraternidades femeninas, compañeros raros, y aventuras de lo más mundano pero que acaban de convencer porque si, el divertimento también existe en Sitges señores, y de vez en cuando un poco de comedia noventera se agradece.

BRIGSBY BEAR

Brigsby Bear fue, a mi juicio, la mejor película del festival, y posibliemente de las cosas más bonitas que he visto en el cine durante el 2017. Es una oda a la amistad, al cine, a la aventura, a los amigos y encima adornada con las bondades de actores brutales que con sus pequeños papeles roban al película. Si, tampoco voy a negar que era mi gran apuesta por la sola presencia de Mark Hamill o que siento devoción por Greg Kinnear, además se dejan ver Claire Danes.



La película es un must para todo el que ama el cine o ha disfrutado de él. No se fíen del argumento oficial, es enrevesado pero está planteado para no afectar a la visión de la película que a los cinco minutos engancha con un giro inesperado y arrastra el resto de la película para contar la vida de james, un adulto atrapado en una mente infantil y enganchado a un programa de televisión infantil. Cuando su vida cambia el personaje de Brigsby hace que él siga un camino que le llevará a tener nuevos amigos y hacer cosas muy grandes y cambia la vida de toda su familia.

No puedo remediar tener una sonrisa en los labios recordando los mejores momentos de la película que fue reconocida en todos los festivales que ha visitado y a pesar de su llegada a venta en España os recomiendo que la busquéis y degustéis como buenos cinéfagos que sois. No os vais a arrepentir.

COMPULSIÓN

No quiero dedicar mucho esfuerzo a tratar de disuadiros de ver esta película. No merece ni la pena. Quizás mandaros al trailer bastaría para que la cinta española sobre un asesino de mujeres que se dedica a hacer sus matanzas en un chalet de la sierra sea más que suficiente pero eso lo voy a dejar a vuestro juicio. La película es una especie de ejercicio de fin e carrera que asoma por la sala más independiente del Festival y se va como ha venido, sin pena ni gloria.

HOW TO TALK TO GIRLS AT PARTIES

Muy recomendable aventura surrealista de preadolescentes en plena época punk. No hay nada mejor que un poco de hormona alterada con cameos de lo más selecto del panorama del humor británico e incluso australiano. Pero sólo son accesorios en esta historia de Punk adornada por al visita de "una secta" que resulta ser una colonia de Alienigenas ansiosos por divertirse.


Es original, trepidante y con una banda sonora de quitar el hipo. También es rara, surrealista y extraña. por eso es encantadora.

KILLING GROUND

La película de bosques, campistas y psicópatas malos. Lo normal cando llegas a Sitges es que tengas un buen puñado de estas. Por desgracia este año no incluimos muchas de estas y en concreto la que nos ocupa no fue del agrado de todos. Mientras algunos pensaban que alguna escena de tensión justificaba el guión entero a mi por lo general me resultó desigual y algo tediosa. Una pareja llega a pasar el fin de año en un páramo desolado. en su estancia no acaban de ver extraño que la tienda cercana que debe ocupar una familia o den señales de vida en ningún momento. Eso cambia cuando los paisanos que les mandaron a tal idílico paraje se personan para acabar con ellos por mera diversión, cosa que tampoco pilla muy de sorpresa desde el inicio. Da mal rollo, a veces es un poco sádica, pero los personajes son en ocasiones tan abrumadoramente absurdos que ofenden.

0 Opiniones Constructivas: