Van Gogh - A Las Puertas de La Eternidad

24.2.19 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios

Título Original: At Eternity's Gate
Año: 2018
Duración: 106 min.
País:  Reino Unido
Dirección: Julian Schnabel
Guión: Jean-Claude Carrière, Julian Schnabel, Louise Kugelberg (edición)
Música: Tatiana Lisovkaia 

Fotografía: Benoît Delhomme
Reparto: Willem Dafoe, Rupert Friend, Oscar Isaac, Mads Mikkelsen, Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner, Niels Arestrup, Anne Consigny, Amira Casar, Vincent Pérez, Lolita Chammah, Stella Schnabel, Vladimir Consigny, Arthur Jacquin, Solal Forte, Frank Molinaro, Alan Aubert, Vincent Grass, Clément Paul Lhuaire, Laurent Bateau, Montassar Alaya, Didier Jarre, Thierry Nenez, Johan Kugelberg, Alexis Michalik
Género: Drama | Biográfico. Pintura. Siglo XIX



El film supone el regreso de Julian Schnabel tras el éxito cosechado con sus anteriores películas. Schnabel dirigió ‘Antes que anochezca’ que dio a conocer internacionalmente a Javier Bardem, consiguiendo una nominación a los Oscars y ‘La escafandra y la mariposa’, nominada a 4 Oscars, ganadora del Globo de Oro y por la que fue galardonado como el mejor director en el festival de Cannes en 2007.


Encabeza el reparto Willem Dafoe (‘The Florida Project’), nominado al Oscar al mejor actor, es la cuarta ocasión en la que Dafoe compite por la estatuilla, tras las nominaciones por su trabajo en ‘Platoon’, ‘La sombra del vampiro’ y ‘The Florida Project’. En la piel de Vincent Van Gogh, Dafoe representa de manera sublime la vida en soledad del pintor maldito por su propia enfermedad esquizofrénica sumida a la propia locura con un caracter determindado, testarudo, violento,  recriminante hacia las personas que le ayudan, ambiguo en sus decisiones condenándose en un ostracismo constante y bastante testarudo. El climax torna perturbador (se asemeja mucho a la película de Lars Von Trier "Anticrist") según avanza la decadencia del autor combatiendo su labor artística con dosis de alcohol y fármacos.  La película se centra en el tiempo que el pintor pasó en Arles y en Auvers-sur-Oise, en Francia. En palabras del director: “es una película sobre la creatividad y los sacrificios que tuvo que hacer Vincent para crear sus maravillosas obras maestras. No es la historia oficial, es mi versión. Una versión que espero que nos acerque más a él”
La estructura es bastante irregular cuando principalmente recoge la soledad y deterioro mental del pintor, intenta emocionar con una realización confusa y esquizofrénica como el propio autor.
El film recae levemente en las referencias seductoras de su formación, y en la relación con su hermano que actuó como financiación y apoyo a su manera del artista antes de su etapa en París. Temas que se trataron en la ficción en la reciente Loving Vincent. 

Es un biopic bastante aceptable que se centra en el trastorno psicótico y puntualiza bastante la combatibidad en el uso con técnica de velocidad y fluidez entre la etapa de Arlés hasta Saint Remy, destacando paisajes que le inspirarán para pintar sus obras cumbres como "la casa amarilla", "la habitación", "florero con doce girasoles" posiblemente su obra más resplandeciente, deslumbrante y llamativa. Las pinceladas cargadas de pintura espesa y técnica en las tonalidades amarillas y ocres (muy inspirado en la comarca de Roussillon) expresando en la desesperación del artista con una superficie del cuadro agitada y maniaca, pintando un mundo de esperanza y luminoso. Otra obra destacada fue"la llanura de Crau" (1888/9) o escribiendo a su hermano Theo cartas tan escalofriantes como la que narra:
"Mi querido hermano Théo, siempre te escribo en el intervalo de mi trabajo, trabajo como un verdadero poseso y siento más que nunca un furor sordo por trabajar y creo que ello va a contribuir a sanarme. Quizás me ocurra algo como aquello de que habla Delacroix "encontré la pintura cuando ya no tenía dientes ni aliento", en el sentido que mi triste enfermedad me hace trabajar con un furor sordo, lentamente, pero de la mañana a la noche, sin cesar ese es problablemente el secreto, trabajar largo tiempo y lentamente".
  
Tampoco detalla la película el estudio del pintor fielmente a acontecimientos en la etapa de Arlés, iniciando un sueño de atraer turistas y artistas impresionistas albergando un taller, pues simplemente refleja su relación junto a Gauguin y el gusto exquisito de la búsqueda del exotismo, bebida y lujuria, también por desequilibrio econónimo. El mayor acierto son aquellos momentos corales junto a su hermano, artista o psiquiatra cuando recoge mejor fluidez y acertada autenticidad para complacer al espectador.

La estancia en el claustro psiquíatrico en Saint Remy la película retrata muy agobiante,  las duchas forzadas, medicación, mucha firmeza y todo muy autoritario. Siente el espectador un indicio de sensación estar entre campos de concentración, o naves industriales forzadas, incluso cuestionando la capacidad para poder pintar por temores e intranquiliad entre los gerentes del hospital, nada que ver con otras afirmaciones un poco contradictorias que sí podía trabajar con tranquilidad en la desolación junto a los jardines de girasoles y cipreses.


0 Opiniones Constructivas: