De cómo Disney mató el cine

En plena pandemia Disney lanzó su servicio de streaming en España lo cual abrió la puerta a la imaginación lee también a devorar grandes clásicos de la factoría de animación más famosa del mundo. Con su catálogo que incluye Fox, National Geographic, Pixar o Marvel los fans nos dimos muy buenas maratones e incluso rescatamos súper clásicos para que nuestros peques, tan habituados a los FX de nueva generación disfrutaran con historias entrañables.

El coronavirus hizo que el gran estreno de cara a Semana Santa que era Onward estuviera en el cine solo un fin de semana, una película entrañable que juega con la magia y con toques de rol y , por supuesto, padre muerto mediante una historia de amistad, familia y aventuras. Supongo que no les salieron las cuentas. Una pena porque no hay forma de medir lo que pierde una película de este tipo que ha sido carne de cañón para cines de verano y reaperturas a la vez que estaba disponible en plataformas digitales. Esto no les va a pasar porque a la factoría del ratón Mickey se le ha ocurrido una idea que bien podía acabar con los estrenos convencionales tal y como los conocemos hasta la fecha.

Aún con muchos cines cerrados, las salas vacías y viendo que se ha perdido el mercado de verano Disney ha decidido sacar su nueva versión de acción real (con actores) de Mulan directamente en servicio de pago por visión. Esto después de atrasar su fecha ne varias ocasiones. A parte de tener que estar abonado a la plataforma (70€ anuales) proponen un servicio de alquiler que te permite por el módico precio de 21.99€ visionar la película a partir del día 4 de septiembre desde la comodidad del salón de tu casa para siempre, bueno, en realidad hasta que esté disponible para el resto de mortales pasados unos meses. ¡Ojo!, que esto es una novedad porque al final es una "compra" y no un alquiler como se suele dar en este tipo de opciones de visionado pero que no caduca a las horas de la compra.

Con un país como España que disparó el índice de pirateo cuando estrenaron The Mandalorian antes de sacar el canal y sabiendo cómo somos en este país no tengo muy claro que les vaya a salir bien la jugada pero si expongo mis dudas al respecto

Por una parte , obviamente, poder ver Mulan en una casa de una familia de 4 miembros hace que su coste se abarate en casi un 50% sin incluir las palomitas. Permite flexibilizar los horarios de visionado, no salir de casa (cosa que ahora mismo es importante) pero también que los peques obsesivos puedan verla varias veces seguidas aprovechado un único pago. Más allá de esto si reúnes a un pequeño grupo de niños amigos o familiares cercanos en un salón siempre podemos hablar de éxito asegurado si no durante la pandemia si en un futuro cercano. Esto,unido a que las cuentas de Disney + son muy compartibles por el número de pantallas que permite, al final puede que no sea una idea tan descabellada. 

Es cierto que con las copias digitales el coste de copia ya no existe pero si las tasas que se pagaban a los cines, que era un buen pellizco de lo recaudado en taquilla y que iría directamente a las arcas de Disney sin intermediarios.

 No vamos a valorar la pérdida de calidad, de audio, de la experiencia intrínseca d estar en una sala oscura... de la esencia de ir al cine.  Estamos hablando de un negocio que puede cambiar si este estreno les sale rentable. No dudo de la capacidad de la compañía de saber cómo va a actuar su público que ha demostrado sacar toda la rentabilidad del mundo a toda franquicia que cae en sus manos como hemos visto con Star Wars pero si me preocupa que los cines como tal empiecen a desparecer como sucedió en la época de los 90. Cada vez que una sala cierra o que un niño no entra a ver una película y a vivirla de la forma en la que se pensó estrenar se pierde un poquito de la esencia del séptimo arte.

En casa no vamos a “alquilar” Mulan aunque posiblemente si hubiéramos ido a verla al cine si hubiera pasado por salas (aunque fuera en autocine porque seguimos sin pisar una sala desde marzo). No lo voy a hacer por principios, por amor al cine, por respetar la esencia de las películas, por disfrutar en pantalla grande... pero seguiremos informando de cómo les salen las cuentas para ver lo que depara al cine después de esto. 

Disney abre camino siempre. 

Prepárense para una nueva época digital no tan bonita y sin olor a palomitas en una sala en silencio.

De cómo Disney mató el cine De cómo Disney mató el cine Reviewed by Ana Belén Pacheco on septiembre 01, 2020 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.