Enola Holmes, la hermana que también piensa de Sherlock

 La verdad es que iba a atacar la crítica de la nueva producción de Netflix para público infantil y juvenil lleno hasta arriba de nombres impresionantes en su cartel pero cayó en mis manos un artículo de la revista Fotogramas y he decidido replantearlo. Me alucina el planteamiento simplista de la redactora que, si bien a veces podría tener un poco de razón la pierde por completo al intentar demostrar que la cinta es un mensaje de empoderamiento femenino eclipsado por el bidimensionalismo del personaje de Mycroft. Ella en la película solo ve el enfrentamiento entre mujeres y hombres quedándose en el planteamiento "machista" de la narración... pero no es del todo cierto. 


Quizás tengo que presuponer que sólo se ha centrado en analizar de forma concreta la película sin más contexto que la misma, ignorando la literatura que rodea a Sherlock y su relación con su hermano, y por supuesto que no se ha molestado en ver el destino de la jovencita que en realidad es la protagonista de toda una serie de libros que explotan la relación de Sherlock con su hermana. Es decir, no entiende la película como una presentación de personajes y la declaración de intenciones. Si, en la película hay un enfrentamiento claro entre mujeres y hombres pero al ser de la misma familia eliminamos el carácter "sentimental y clasista" del mismo para centrarnos en el patriarcado victoriano en el sentido estricto. De hecho el personaje "romántico" sirve para contrarrestar lo plano de Mycroft. No habla del personaje de la madre, una idealista que seguramente acabe siendo fundamental en algún caso futuro, una mujer fuerte y un poco lunática que crio a su hija brillante y poderosa fuera del sistema establecido. 

Creo que la crítica peca de simplista, en los mismos términos en los que peca la película pero sin concesiones y centrándose en un discurso bastante simplón. Pero esto lo vamos a ver analizando un poco más la película, el argumento y , sobre todo, si cumple con el objetivo que se propone y el que le imponen por ser una protagonista femenina, porque a veces simplemente las expectativas propias acaban mermando las calidades y resultados de las películas.

Enola Holmes , en la literatura, es protagonista de al menos cuatro novelas publicadas en nuestro país. Esta cinta parte de la primera parte del mismo cuyo argumento es el mismo que la película. La madre de Enola desaparece y al quedar ella desprotegida su hermano Mycroft quiere enviarla a un internado. Ella tendrá que huir de su destino mientras resuelve el misterio de un marques desaparecido a la vez que huye de su familia y acaba en Londres buscando a su madre desaparecida. Estas dos tramas: la madre y escapar de sus hermanos son notas comunes en las 4 novelas. Cualquier contacto con sus hermanos pueden significar que acabe perdiendo la libertad y dejar de buscar a su madre. Eso justifica con creces lo plano del personaje de Mycroft y la simpatía que despierta el de Sherlock que será una constante en el resto de sus casos desde el respeto y la admiración del detective. No se debe analizar la presentación del personaje hasta no saber su evolución porque la cosa promete ser una saga rentable para la plataforma. 

Sí, el mensaje de la liberación femenina está ahí, desde lo más simple del concepto pero también como parte de una historia entretenida y liviana. Ese es el mensaje que me gusta trasmitir a las nuevas generaciones y que la redactora ha pasado por alto. la época victoriana era un asco, pero en muchos aspectos muchos de sus planteamientos siguen en vigor a través de los roles de género que Enola Holmes se encarga de minimizar para entretener a los más pequeños. 

Es cierto que el personaje de Enola se enfrenta al mundo de los hombres pero sólo encarnado por el hermano mayor. Para desmontar el argumento está el papel de Sherlock que, acatando la legislación vigente permite que Mycroft sea el que se encargue de la educación de su hermana pero que sigue sus andanzas con respeto. No se enfrenta con el detective en ningún momento, sólo cuando se cruzan sus caminos saben que trabajan en lo mismo y qué resultados tiene cada uno de ello. no hay una competencia real entre Sherlock y Enola. Nunca. El argumento torna a ser político para ser aún más una declaración de intereses en las que los derechos de las mujeres se deciden en las cortes y el personaje con interés romántico pasa de ser un niño plano y poco interesante a un hombre con fondo pero accesorio. Una cosa que le honra. En las aventuras del futuro Enola se enfrentará con más misterios, todos ellos con mujeres involucradas y con la nota común de descubrir el plan que su madre tenía y que le obligó a dejarla que sólo se dibuja vagamente en la película y que te da contexto gracias a sus amigas y la formación que la niña ha recibido. 

No voy a defender la cinta porque no deja de ser película cinta para niños, un empaquetado goloso de adolescentes con el reclamo de Henry Cavill que hace que algún despistado se anime a verla. Como entretenimiento para niños funciona bastante bien, es ortodoxa y divertida. Sin más. Pero sin menos. Puestos a analizar la afirmación de la redactora nos quedamos en una capa muy triste de la película y al final nos hacemos un flaco favor al denostar los títulos con protagonistas femeninas. Sí es importante tener en cuenta la época de la narración, pero también el contexto del personaje y su posible futuro, si no , al final , solo estamos haciendo demagogia y eso queda un poco feo siendo feministas, ¿no? 

Enola Holmes, la hermana que también piensa de Sherlock Enola Holmes, la hermana que también piensa de Sherlock Reviewed by Ana Belén Pacheco on octubre 06, 2020 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.