DIARIO DE UNA NIÑERA (THE NANNY DIARIES)

*****

Voy a ser muy mala con esta película pues para desgracia de los guionistas ser Nanny es algo muy habitual para nuestro país cuando hacemos ese intento de aprender otra lengua. Así que dado que yo tuve la desgracia y a la vez de cuidar críos (9 para ser exactos ya que di con mis huesos en una guardería en lugar de en una casa) y tratar con sus padres, abuelos, profesores y derivados.


Si, reconozco que ponerme ante esa Scarlett tan divina haciendo un papel acorde con su edad provoca en mí una cierta excitación infantil que a los diez minutos ha desaparecido casi absolutamente.


La película narra las aventuras de Annie en la gran ciudad. Ella vive en Jersey con su mami que la ha cuidado hasta acabar el instituto y ahora tienen que empezar sus primeros pasos en la vida laboral. Un poco angustiada por esa crisis que nadie en e mundo real se permite tener decide tomarse el verano para encontrarse a sí misma y por un pequeño accidente en el parque termina siendo niñera interna en una casa de la Quinta Avenida.


Y aquí es donde me pongo pejiguera ya que con tan mediocre materia prima al menos espero que me entretengan y diviertan un poco y no lo consiguen. Los guionistas se van por derroteros que poco o nada tienen que ver con la comedia perdiéndose en una cinta que cabalga entre el cine infantil y el cine adolescente. Un producto que se atreve incluso a copiar (pongámoslos en pie) a Mary Poppins, ídolo de toda Nanny en ciernes o exnanny que se precie con dos referencias pasmosas: el paraguas y Supercalibragilisticoespialidoso. Ya quisiera la Johansson tener la gracia con los niños que, aún hoy, sigue teniendo Julie Andrews.


El problema de esta fallida cinta es que no se ha dejado embaucar por un tinte infantil y a pesar del reparto, que es para tirar cohetes, no acaba de despegar en ningún momento. No consigue una sola risa genuina del público mayor de 10 años lo cual para triunfar en la cartelera navideña está muy bien pero en los curriculums de Scarlett, Laura Linney, Paul Giamatti e incluso para el ídolo de adolescentes Chris Evans (que no se molesta ni en enseñar torso para que me entretenga un rato). Una pena tener tanto y dar tan poco.



PROS: Las niñeras extranjeras.


CONTRAS: La mediocridad del guión y las situaciones propuestas.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario