ROMA, CIUDAD ABIERTA (ROMA CITTA APERTA)

*****

Si hay una película que sea reconocida como el inicio del Neorrealismo Italiano esa es Roma Cittá Aperta de Rosellini (y El Ladrón de Bicicletas de De Sicca).


La terrible relevancia de la cinta se debe a que es casi contemporánea a los hechos que narra Se grabó en 1945 sobre hechos del 43 – 44). Mientras en Europa y en Estados Unidos defienden la necesidad de dejar pasar el tiempo para valorar los acontecimientos históricos los italianos se atrevieron a denunciar historias recientes y crueles de un régimen que aún tenía muchos adeptos. Por eso cintas como esta sufrieron censura, no sólo en Italia. En Estados Unidos se la recortó, reduciendo su duración en un cuarto de hora. En Argentina fue inexplicablemente quitada de exhibición por una orden anónima del gobierno en 1947. En la Alemania Occidental fue prohibida desde 1951 hasta 1960. Pero nada de esto impidió que ganara la Palma de Oro en Cannes en 1948.


Sobre un guión realizado por Rossellini, Sergio Amidei, Federico Fellini y Celeste Negarville, la película se inspira en la historia real del sacerdote Luigi Morosini, torturado y asesinado por los nazis por ayudar a la resistencia. En la Roma del 43 - 44, se entretejen las historias de varias personas relacionadas con la resistencia antinazi. Los escenarios de la ciudad devastada son auténticos por lo que no se puede negar el realismo de la misma. Especialmente triste e impactante es la historia de Pina interpretada magistralmente por Anna Magnani que se adueña de la pantalla en cada plano y que protagoniza una de las escenas más impactantes del cine Italiano.


Parte de los aciertos de la cinta es la capacidad de mostrar una ciudad devastada, hambrienta y aterrorizada en el plazo temporal de tan sólo tres días que se truncan dramáticamente con una redada para la detención de Padre Piero destrozando la vida de varios de sus vecinos.


En Roma Cittá Aperta no hay concesiones. Se huele el miedo, la tensión y la violencia. No se esconden las traiciones, las motivaciones o la realidad de un pueblo destrozado por un régimen totalitario y sus cineastas, honrados y valientes se atreven a ponerlo en la pantalla. Se dice en los libros de historia que Rosellini trabajaba en una compañía de cinematógrafo y gracias a ellos consiguió robar ciertos planos y metraje que usó en su película para retratar la desolación de la ciudad que es en realidad su principal protagonista.


Con el paso del tiempo se puede cuestionar si la calidad de la cinta o las opciones tomadas son las más adecuadas y muchos valoraran Roma Cittá Aperta como un ejercicio correcto pero sobrevalorado. Sin embargo todos coincidirán en que la maestría del guión y las condiciones históricas y cinematográficas son, sin lugar a dudas, lo que la convierten en una obra maestra de la época que sigue cautivando a propios y extraños.


Desde mi punto de vista es imprescindible para entender el cine de calidad.



DATOS DE LA PELÍCULA:
Ganó en Cannes la Palma de Oro en 1948.
Sufrió censura en casi todos los países en que se consiguió estrenar.


PROS: Anna Magnani


CONTRAS: La velocidad narrativa actual no comulga con cintas como estas que para un espectador novel puede parecer carente de ritmo.




Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario