CAOS CALMO

*****

Este es un post sobre filias y fobias.

Es bastante obvio que me gusta mucho el cine italiano, considero que tiene un potencial grande y grandes directores y actores que se están atreviendo a hacer cosas buenas en la actualidad aunque muchas veces no se puedan ver en nuestro país.

Lo que no es tan transparente es el hecho de que uno de sus más importantes directores y actores despierta en mí un condescendiente desdén. Y es que hay algo en la forma de rodar de Nanni Moretti y en sus presuntuosas divagaciones meta cinematográficas que siempre consiguen sacarme de quicio. No puedo negar que Caro Diario o La Habitación del Hijo son muy buenas películas pero la presencia del director de Bolzano con ínfulas de romano de pro me dejan usualmente fría.

Cuando en Berlín estrenaron Caos Calmo se dijo tantas veces en los medios que era la “última de Moretti” que no deparé en el hecho de que su director no era el propio actor si no Antonello Grimaldi. La diferencia puede ser sutil, ya que en esta adaptación de la obra de Sandro Veronesi se ve la indiscutible mano de Moretti en el guión y en algunos diálogos pero ha conseguido la sobriedad y la calma que Moretti nunca tiene a la hora de filmar dejándole sólo la responsabilidad de interpretar a Pietro Paladini, cosa que no es poca ya que hasta la fecha es posiblemente su mejor papel y el más complejo.

Pietro pasa el día en el mar con su hermano cuando ven que dos mujeres están a punto de ahogarse, ambos se lanzan a salvarlas, al mismo tiempo sucede algo terrible, la mujer de Pietro muere en la casa de la playa. Cuando llega descubre lo sucedido y su desconsolada hija que no ha podido localizarlo. Por eso el primer día de colegio la promete que permanecerá delante de la puerta hasta que le pida que se marche. Así poco a poco dejará su vida normal y acampará en su banco del parque donde se convertirá en un autentico mito del barrio recibiendo además la visita de amigos y compañeros que circularan como si de un consultorio se tratara buscando más amparo y reconocimiento que ayudar al propio Pietro que seguirá angustiado y errático esperando que el dolor por la perdida aparezca con el paso de los días y haciendo listas imaginarias.

Moretti consigue que Pietro sea un personaje dulce, alguien a quien todos quieren recurrir porque trasmite serenidad y calma a pesar de la tormenta interior a la que se enfrenta. Sin duda es el mayor acierto de una película que transcurre a trompicones regodeándose en al soledad de Pietro a la espera de un desenlace que el ayude a seguir adelante. Una vez más la perdida del ser querido es el vehículo idóneo para el descubrimiento de sí mismo y en gran medida de los demás.

Es una pena que las cortas miras de nuestros amigos del Vaticano se hayan centrado más en una escena de sexo (la primera en la pantalla de Moretti) inflada hasta la saciedad por los medios de comunicación que en otra cosa, escena que por cierto es infinitamente menos fuerte que en el libro.

Una de las obras más conmovedoras que he visto en mucho tiempo.



PROS: Nanni Moretti en estado de gracia, todos los compañeros de reparto identicamente correctos: Valeria Golino, Alessandro Gassman o Blu Yoshimi , pero sobretodo la reacción de Moretti ante el “cameo” final.

CONTRAS: Los trompicones que ralentizan la obra en algunos tramos y desembocan bruscamente en otros.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

2 Opiniones Constructivas :

  1. hace tiempo que quiero verla
    sabes de donde la puedo descargar??
    saludos
    gracias

    ResponderEliminar
  2. Siento no poder ayudarte, tengo la "mala costumbre" de ir a las salsa de cine. Al ser una película "pequeñita" tardará en llegar a "los círculos habituales" pero no desesperes que el pirateo se ha democratizado y ya no entiende de arte y ensayo o de película palomitera...

    ResponderEliminar