GREAT WORLD OF SOUND

*****

Parece un trabajo tranquilo e incluso interesante. Convertirte en cazatalentos de una discográfica y viajar por todo el país haciendo pruebas y decidiendo quien puede valer para ser un éxito y quien no. Pero poco a poco las pistas van surgiendo y de entre los viaje y reuniones surgen las dudas… ¿Es legal todo esto? Primeras caras largas en los hoteles y decepciones de los posibles candidatos. Y es que el trabajo de los productores de World of Sound no es tan limpio como parece. La vida de un desempleado cambia radicalmente y pasa de una tediosa y poco fascinante existencia a ser un Productor musical. Un sueño hecho realidad pero que tiene algo de trampa.

Great World of Sound fue una de las películas más nominadas a los premios Gotham, premios de cine independiente, el año pasado, su otra rival por número de nominaciones fue Margot y la boda, y es que ambas comparten el mismo ritmo de narración estancado y pasmoso. Etiquetada como comedia ,pero siendo en realidad un intento de crítica a la sociedad que busca el éxito, las pocas risas que pueda provocar acaban enterradas bajo la neblina dramática y poco intensa de la narración.

Lenta y pesarosa trascurre la interpretación de Pat Healy bajo la batuta del director y guionista Craig Zobel que pretende satirizar el mundo de los negocios poco lícitos dentro del espectáculo. La sucesión de castings a modo de pseudodocumental acaba siendo aburrida de puro repetitiva. Pasan los minutos mientras aparentemente no pasa nada en la pantalla a parte de Kene Holiday que proporciona un poco de esparcimiento con la vitalidad que roba cada plano posible a sus compañeros con verborrea fácil y positividad desmedida mientras e intenta explotar la simpatía por personajes que pasean ante la cámara de los productores generando un poco de lastima por la credulidad de la gente, incluida la del propio protagonista que pasa de desplumado a desplumador consciente.

Great World of Sound es otra película indie más donde hay más ideas interesantes lanzadas al aire que tomando forma en el metraje.


PROS: Las apariciones musicales de la camarera y la niña de color.

CONTRAS: El ritmo lento y doloroso que hace que más que una sátira sea una condena.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

1 Opiniones Constructivas :

  1. No se dice "niña de color", se dice "persona de corta edad de color". ¡¡Bibiana!!

    ResponderEliminar