Maudie, el color de la vida

20.9.17 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios


Película: Maudie, el color de la vida.
Directora: Aisling Walsh.
Intérpretes: Ethan Hawke, Sally Hawkins, Kari Marchet, Gabrielle Rose, Zachary Bennett.
Proyección: Artistic Metropol.
Afluencia: 5 personas.
Valoración: 7.


Me cuesta entender la manía de alargar los títulos originales con coletillas de lo más rimbombantes, aunque sea para llamar la atención sobre un personaje totalmente desconocido en nuestros pagos y popular en su país, Canad.a.  La protagonista es una pintora surgida de manera modesta en Nueva Escocia y tenía todas las trazas para no salir adelante: mujer, enferma de artritis reumatoide, marginada en su familia, sin moverse de su entorno. Pero su tenacidad, nada agresiva, por cierto,y sus deseos de salir de un entorno hostil como el familiar. Para ello decide atender un anuncio buscando una criada de un hombre solitario, tosco,  en ocasiones agresivo. Con todo ella saca petroleo de la situación y convierte esa casa en una especie de museo con sus pinturas surgidas como una distracción, que traslada a postales y que se vende y llama la atención incluso de Nixon, . La irlandesa Aisling Walsh logra una cinta pequeña, acorde a lo que vivió Maudie, donde incluso la fama es algo cotidiano. Para ello es clave el respeto a las localizaciones originales donde el paisaje juega un gran papel pero sin caer en lo espectacular o relamido. Una banda sonora maravillosa cimienta una historia llena de peligros por ser una biografía, una lucha por superarse e interpretaciones llenas de grandiosidad. es consecuente lo que se ve y lo pretendido, aderezado por intérpretes creíbles como Sally Hawkins, una de las musas del último Woody Allen, quien hace creíble un personaje goloso para excesos y Ethan Hawke, logra un gran trabajo evitando la caricatura a la que es proclive el personaje. Defectos a señalar sería los baches de la narración en la mitad, alguna recreación en situaciones que rozan el melodrama (la hija, el hermano) y el no maquillar bien para mostrar el paso del tiempo. Pero con todo una obra estimulante y enriquecedora del triunfo del día a día. Merece la pena verse.

0 Opiniones Constructivas: