Oda de amor a Michael Fassbender

9.4.18 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios

Hace un tiempo que no me paso por aquí por el mero gusto de alegraros los ojos. Porque una es esplendida y de vez en cuando merece la pena elegir bien la película para observar la buena fotografía sobre abdominales o , como en este caso, sobre los atributos en general del protagonista.



Es una lástima lo mal repartido que está el mundo y que las exigencias del guión en cuanto a eso de enseñar carne Sean solo en una dirección. A veces me pregunto si los hombres se acuestan siempre vestidos con cuello vuelto y si pagar por quitarse la camisa es en el mundo masculino el equivalente a un buen plano de delanteras. En el caso de las películas de género esto se multiplica por cinco porque antes de la primera masacre de menos de dos pares de silicona no te libra nadie.

Por eso me hace especial ilusión hablar de ÉL. Si, en mayúsculas. De FASSBENDER. Un tipo igual de arriesgado al elegir papeles como impúdico a la hora de enseñar lo que haya que enseñar. A pesar de la ristra de Blockbusters que lleva a sus espaldas en lis últimos cinco años este muchacho empezó siendo carne de película de terror en cosas como Eden Lake,que para la época no estuvo nada mal, y así ha ido enlazando auténticas películas de arte y ensayo de esas de perder 18 kilos y quedarse en nada por exigencia del papel (Hunger) a ponerse en la piel de Magneto (X Men).

En esta filmografía dispar y disipada hay muchas cintas que no se han llegado a estrenar en España y otras que lo hicieron en circuitos muy reducidos pero que son auténticas delicias, no por temática pero sí por las vistas. Que no se os olvide que Michael fue uno de los 300... que es cierto que con tanta testosterona llegó un momento en el que diferenciar costillares era complicado pero allí estaba. Pero como una es muy indie y hay escenas que tienen que marcarte podemos decir que su Full Frontal de Shame (McQueen) es el equivalente femenino de instinto básico para toda una generación de cinéfilas. ¿No la habéis visto? Pues pese a su crudeza y que el tema no es fácil el tratamiento y ese plano de paseo enseñando intimidades por la cámara merece mucho la pena. Ya sin entrar en temas cinematográficos porque la sexualidad en el cine hay que tratarla más, no como en las Sombras de Grey, un poco más normalito, ya me entienden.

 Entre sus títulos sorprende encontrarse cintas que se han estrenado o que ni siquiera llegaron a las pantallas en España, pese a que este señor lleva ya un nombre y un caché majo. En Sitges hace tres años incluso decidimos ver si Slow West que es básicamente, como s´u título indica, una película del Oeste muy lenta. Podéis llamarme loca pero , y sin entrar a valorar las calidades de las cintas, el hecho de que este señor se pasee por la pantalla en caballo, sin caballo, apretado, o con poca ropa ya merece la pena. Mis estándares son así de básicos.


Si aún sigues sin ubicarlo (que ya tiene delito) lo mismo tienes más reciente su aparición en Assasin's Creed, una  cosa que no tenía ni pies ni cabeza. Sólo por ver los entrenamientos del amigo  sus saltos de fe perdono todas las incongruencias históricas del guión que además masacraba un poco la historia de España.

Tu última oportunidad de haberle disfrutado enfundado en un papel ambiguo pero bastante solvente es en las nuevas aventuras de Alien. No quiero hacer Spoilers porque como es una secuela lo mismo no sabéis que ese bicho se come mucha gente, y no es mi intención reventaros cine clásico que siempre hay mucho desubicado por las redes. Eso sí, aunque Prometheus pecara de filosófica y autocomplaciente y fuera más larga e innecesaria que un día sin pan, allí estaba él para alegrar la vista.

 No os perdáis su Machbeth, o dejad una sobremesa para ver El muñeco de nieve, si tienes un Iphone también ha sido Steve Jobs... ¡Lo tien todo el chaval! Y eso lo sé porque se lo hemos visto.

Reitero, toda esta oda de amor a una carrera poco convencional, de un señor que lleva trabajando mucho, pero mucho los últimos 10 años pero que aún no está en las orejas del público convencional, y que bromea diciendo que enseñar el "pito" le valió que nunca jamás le vayan a nominar para un Oscar, un tipo majo, con encanto , que cae bien y luce muy bonito... Un señor que hay que seguir señores.


Más críticas en El lado Oscuro del Celuloide: 
http://www.elladooscurodelceluloide.com/2014/02/camino-los-oscar-doce-anos-de-esclavitud.html
http://www.elladooscurodelceluloide.com/2012/04/shame.html
http://www.elladooscurodelceluloide.com/2011/12/un-metodo-peligroso.html
http://www.elladooscurodelceluloide.com/2009/03/eden-lake.html

0 Opiniones Constructivas: