Los días que vendrán.

8.7.19 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios


Película: Los días que vendrán.
Director: Carlos Marqués-Marcet.
Intérpretes: David Verdaguer, María Rodríguez Soto, Albert Prat, Sergi Torrecilla.
Proyección: Renoir.
Afluencia: 18 personas.
Valoración: 5.
 

La influencia de "Boyhood" es grande y se nota en el tercer largometraje de este director catalán, cuyos dos trabajos anteriores también se han acercado a lo que significa tener hijos en esta época. Lo hace recurriendo a una pareja real de actores viviendo la misma experiencia de los protagonistas. En un mundo tan inestable donde conceptos antes intocables como las relaciones de pareja y el trabajo era algo para toda la vida y el mundo de ahora no es así. Un embarazo, algo seguro pone patas arriba la vida de unos personajes, con un año de relación pero casi unos desconocidos entre ellos. Toca plantearse si tener ese hijo y pensar en clave de tres, la situación de pareja, lo sexual y hacia dónde ir.

Todo ello se hace en unos primeros minutos muy cercanos con cierto sentido del humor y unas transiciones de la risa al llanto apabullantes hechas de manera muy natural por María Rodríguez Soto, actriz catalana vista a nivel nacional en "El ministerio del tiempo" o "El tiempo entre costuras". Lo completa una cámara en mano algo mareante y una vivienda asfixiante, dando un clima de inseguridad a lo plasmado en el guión. Además es un hallazgo la cinta de VHS donde se ve el nacimiento de la futura madre, una manera bastante interesante de unir con el final previsto pero real, real, casi recuerda a aquellos anuncios de ser padres de Nestlé. Pero con estos hallazgos y esa naturalidad pierde paulatinamente gas y las sorpresas no sirven para hacer más entretenido el metraje pues queda la película empantanada bastante rato con alguna escena lograda como el nombre de la niña. El orear la historia y mostrar a los secundarios no ayudan a nada y desearía la vuelta a casa (horrible la escena donde se reúnen varios hombres). 

Sin conocer las competidoras del festival de Málaga donde ya había ganado con su primera película me parecen exagerados los premios recibidos y encima los gordos (sin embargo justo el de la actriz con un cierto aire a Cristina Marcos).  Una originalidad con poca continuidad, se queda en una obra llena de buenas intenciones como un estudio de los tiempos actuales y la inmadurez de hoy rota de manera abrupta.

0 Opiniones Constructivas: