Un Verano en Ibiza

22.7.19 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios

Título Original: Ibiza 
Año: 2019
Duración: 87 min.
País:  Francia
Dirección: Arnaud Lemort

Guión: Arnaud Lemort
Música: Sylvain Goldberg
Reparto: Christian Clavier, Mathilde Seigner, Blanca Jara, Leopold Buschbaum
Productora: Atelier de Production / Gaumont
Género: Comedia


Comedia entretenida francesa dirigida por Amaud Lemort ("El Amor es Cosa de Dos") que narra las vacaciones de Phillipe (protagonizada por Christian Clavier "Dios Mío, ¿pero qué te hemos hecho?", uno de los cómicos de mayor repercusión del cine europeo. Le conocemos popularmente desde Los Visitantes o en Asterix y Obelix. Posee una extensa trayectoria desde los años setenta y es un actor especializado en caracterizar personajes dicharacheros y cercanos) en una hilarante comedia añadiendo el clásico catastrófico subgénero estilo "de todo va a salir mal" con destino Ibiza. Le acompañan en el reparto Mathilde Seigner ("Vuelta a casa de mi madre" y la española Blanca Jara (serie "Gran Reserva").

Bajo la producción de Gaumont - L'Atelier (Francia) y Nexus Factory (Bélgica), será distribuida en España por A Contracorriente, con estreno previsto para 9 de Agosto de 2019.

Philippe es un médico podólogo conservador de unos sesenta años que tiene actualmente una novia, Carole.  ambos están divorciados y ella con un par de hijos (Julien y Manon) de su anterior matrimonio. Para ganarse la empatía de su nueva familia decide emprender unas aventureras y sorpresivas vacaciones en Ibiza modo juvenil rodeado entre clubbers y adolescentes. Esto ocurre cuando propondrá al hijo mayor un trato: si aprueba selectividad podrá elegir el destino de las vacaciones. Le romperá con la rutina habitual de otras vacaciones de Phillipe, pues el destino que siempre veranea es la tranquilidad del Norte de Francia especialmente en la Bahía de Somme con sus días nublados y temperaturas más tibias.

Phillipe no busca tampoco unas relajadas vacaciones, únicamente se centra en la aceptación como nuevo novio, complacer y querer sentirse reconocido por los hijos de su mujer, que en principio les une una relación distante, y bastante opuesta casi llegando al odio. Como en este tipo de situaciones, complacer excesivamente conlleva hacia una amabilidad humillante de hasta dar pena. Produce esa chirriada y espantada común de este estilo de protagonistas (quizás el más popular por excelencia es Ted Striker de "Aterriza como Puedas") muy acostumbrados ya en muchas películas desde hace décadas.

La comedia propone alternar las situaciones jugando con la anacronía de edad estilo carroza o cultural, por lo que encontraremos situaciones inverosímiles, difíciles de manifestar, que alguien pueda llegar a estos entornos y lugares, jugando con el aspecto social y  las situaciones, contrastando la diferencia de edad, ubicaciones y actividades veraniegas en determinados horarios.

Casi en toda totalidad las situaciones son hilarantes, desde el alquiler de un Hummer para embarcarse por toda la isla hasta la frenéticas y extasiadas borracheras en los clubs. Representa a una Ibiza prácticamente sin nada de película postal turística (Totalmente opuesto a lo que puede desarrollar Vicky Cristina Barcelona), y se echa de menos visitas a sus lugares o notables museos. Algún detalle arquitectónico mencionan y entre las calles cuando indican que desembocan unidas pero no nos trasladará hacia un manual audiovisual destacable para conocer a fondo la Isla. La acción se desarrolla entre los personajes y elige la opción de descartar cualquier visionado documental sobre una ruta turística detallada por el recinto amurallado de Dalt Vila, el poblado fenicio ni un paseo en Catamarán para disfrutar el ecosistema mediterráneo con las praderas de Posidonia oceánica que oxigenan las aguas y edifican arrecifes naturales. Se visualiza una profunda cultura paradisiaca y luminosa, con un sentimiento festivo día y noche y fusión de culturas que ofrece una amplia profundidad de sol, playa, exceso de sexo hormonado y drogas, plagado de jóvenes con ganas de vicio y desfase, amantes del ambiente nocturno o unas calles llenas de música y vida, con un turismo mayoritariamente anglosajón. También evoca a los riesgos de los excesos como beber por beber retratando el no encontrar un equilibrio para disfrutar.

El paraíso de las discotecas Ibicencas como un Hollywood tecno, aunque está afectada por la decadencia de clubs, la isla evoca hacia un colapso de visitantes con la masificación de alojamientos, playas, desgaste del medio ambiente y saturación de servicios. También retrata el desequilibrio de clases pues solamente los buenos sueldos, ricos o famosos disfrutan del espíritu de la Isla. Muy lejos del origen atractivo de la Isla hacia la consonancia de las clases obreras anteriormente mezcladas con las celebridades. Representando actualmente una decadencia Hollywoodiense electrónica que actualmente les cuesta enormemente renovar licencias y se manifiesta incluso una separación VIP al resto de público dentro de las discotecas asemejándose más a Miami o Las Vegas.

El rodaje ha durado cinco semanas entre Ibiza y Formentera y ha generado muchos gastos en las Islas, creando un impacto económico importante en la misma y según comenta el productor ejecutivo Fernando de Lecea, los propósitos es mostrar una imagen más europea de la isla, no solo en centradas en ubicaciones destacadas, sino en la diversidad de culturas, la forma de vivir y trabajar que refresque un poco ese turismo alternativo pues son pocas las ayudas que incentiven a las producciones extranjeras para rodar en España.

Hay que reconocer el mérito del cine francés para realizar tantas películas siempre con un buen nivel de calidad cuidando mucho de la  interpretación, realización y diálogos aunque sean películas ligeras así de disfrute de entretenimiento para pasar el rato, todo un ejemplo a seguir que se puede hacer películas interesantes sin mucha reflexión entre los sucesivos acontecimientos de acción de escenas catastróficas desde que se alojan en la isla. Aunque el epicentro interpretativo es Philippe, el protagonista acierta en bajar el listón y proponer un punto de discreción hacia el resto del elenco especialmente entre la relación junto a su pareja y los dos hijos, Julien y Manon para proporcionar frescura con pequeños detalles sentimentales o divertidos surgiendo algunas escenas que tendrán ellos mismos su propio protagonismo.









0 Opiniones Constructivas: